El Pensamiento Estratégico (II)


 "No hay viento favorable para el que no sabe hacia donde va"
  ( Seneca )

Hoy la palabra “Estrategia” se ha convertido en un término muy recurrido en los entornos empresariales, como si su mera mención abriese las puertas a las soluciones añoradas y necesitadas por los cuadros dirigentes de las empresas. Todo el que quiere vender algo dice que su producto o servicio es "estratégico" lo cual no es sino corrupción del sentido real del lenguaje. La realidad es que muchas de las ofertas que incorporan el termino de estrategia se quedan en un mero nivel enunciativo del concepto de estrategia, sin un desarrollo práctico y real del ejercicio de la mente del estratega.

Estrategia, del griego “strategos” (lo que hacen los generales). Palabra mágica, remedio infalible para todas las enfermedades empresariales. Pastillita que todo lo cura si se prepara con la formulación correcta, si es bien aplicada, bien dosificada y se le da el tiempo y la constancia necesarias para ver los resultados.
 
La estrategia esta directamente relacionada con la resolución de los conflictos que tiene que ver directamente con los valores del ambiente directivo de las organizaciones, de la misión, de la visión y los procesos de acople de la cultura de las organizaciones a la estrategia. 
 
Muchos autores sobre pensamiento estratégico nos dicen que en la empresa moderna la estrategia es el centro y lo entendemos con mayor razón cuando recordamos las palabras de Charles Handy al hablarnos de la paradoja de las organizaciones “...las organizaciones de hoy deben reconciliar una variedad de paradojas. Deben ser planeadas pero flexibles, ser globales pero locales en atender muchos nichos de mercado. Los trabajadores deben ser autónomos y parte del equipo. Los gerentes deben delegar y controlar mas la organización. Organizará pero no necesariamente empleará.” 
 
En este mundo empresarial, manejado por una gerencia integral que deja hacer, el estratega y la estrategia son elementos fundamentales en el logro de los objetivos que nos transportaran al futuro deseado.

La estrategia esta de moda pero pocos, muy pocos saben de lo que están hablando. De hecho, las empresas demandan dirigentes con altos conocimientos específicos de sus distintas unidades de negocio soñando con que estas personas  se conviertan en elementos capaces de desarrollar una fuerte mentalidad estratégica.

Con el Pensamiento Estratégico no verá una exposición de una de las caras de la realidad, pues ésta tiene tantas caras como personas la perciben.

Esperamos poder ayudarle a descubrir y ejercitar su potencial de Pensamiento Estratégico para cualquier circunstancia y lugar, con independencia del ámbito de actividad en la que tenga que aplicarlo y del nivel de responsabilidad que le corresponda en su organización.

El Pensamiento Estratégico Directivo  tiene muchas posibilidades de desarrollo en los planos de la política, de  los negocios, de los deportes, de las actividades asociativas y además en el desarrollo del proyecto personal individual.

Si piensa que el Pensamiento Estratégico Directivo  es algo específicamente reservado a unos pocos iluminados en las grandes corporaciones, le puedo garantizar que se equivoca. Es más, ni todos los dirigentes son estrategas, ni todos los estrategas son dirigentes.

Pero es seguro, que todas las personas tenemos unas dotes mínimas para el Pensamiento Estratégico desde el momento en que somos capaces de preocuparnos por nuestro futuro y el de nuestros allegados, y tratamos de prevenir con mayor o menor fortuna los acontecimientos indeseables, a la vez que propiciamos el acercamiento hacia situaciones lo más favorables a nuestros intereses.

Más Información >>> EL PENSAMIENTO ESTRATEGICO (I)

Alfiz (c)