MEDIACIÓN EN PROYECTOS EMPRESARIALES

La planificación y puesta en marcha de un nuevo proyecto lleva aparejada la confluencia de distintos intereses no solo económicos, sino además organizacionales y personales con probables implicaciones en el “status quo” interior y exterior de la empresa.

Solo mencionar algunos ejemplos :
  • Una veces se ven afectadas las relaciones con los actuales proveedores por no haberse aceptado sus ofertas y haberse dado entrada a empresas de la competencia, lo que suele afectar al equilibrio de confianzas mutuas.
  • El nombramiento de un responsable de dicho nuevo proyecto supone reconocimiento para una persona en detrimento de otras personas que aspiraban al mismo puesto. En ciertos casos hay personas no elegidas que actúan como lastre del proyecto.
  • Hay nuevos proyectos que suponen un importante cambio organizacional, en los que si no se ha hecho una adecuada planificación de la gestión del cambio se enfrentan a un cantidad de problemas no previstos que redundarán en un incremento de costes y una prolongación de la puesta en marcha no deseada.
  • La resistencia algunas personas a cambiar la forma de trabajar.
  • Otras veces el resultado obtenido no se ajusta a lo acordado total o parcialmente.

La cuestión sobre los conflictos en los proyectos no es si ¿Habrá o no conflictos?.
La cuestión es ¿Cuándo y dónde aparecerán los conflictos?

Cualquier proyecto en la medida que supone un cambio es ya un conflicto compuesto por muchos miniconflictos.

La participación de un experto Mediador de Empresa que conozca estos y otros muchos conflictos relacionados, será de gran ayuda a prevenir situaciones indeseadas que redundarán en un importante ahorro de costes y un menor incertidumbre sobre los resultados de los nuevos proyectos.

El Mediador de Empresa ayudará a prever y prevenir los conflictos antes de que aparezcan, y además actuará como hombre neutral e independiente para resolver los conflictos antes de que se descontrolen.


Alfiz (c)